Julio Verne: Los límites de la imaginación

julio-verne

La Fundación Telefónica de Madrid acoge hasta el 21 de febrero una muestra centrada en el escritor, aventurero e investigador Julio Verne. Un personaje adelantado a su tiempo y que, aunque para la mayoría era solo el primer autor al que leyeron en su juventud, fue mucho más que un escritor.

Debido a la infinidad de temas que captaron el interés de Julio Verne, la exposición se divide en torno a esos grandes aspectos que le apasionaron y estudió a conciencia, y que por supuesto plasmó en sus novelas, de la mano de personajes recordados por todos, incluso por aquellos que no han leído sus obras pero sí visto sus películas en sus numerosas adaptaciones: el capitán Nemo, Miguel Strogoff o Phileas Fogg, solo por mencionar los más reconocidos.

5d5a7815f50b898a83f9e21646466d194b6a14a586dfd63640a8797ea9f1d0b8.jpg.620x0_q90_crop-scale

De manera muy inteligente, la exposición se divide precisamente en esos grandes temas que llamaron la atención del escritor, y que del mismo modo han suscitado el interés de toda la humanidad desde hace siglos: el fondo marino, la posibilidad de surcar los cielos o explorar terrenos inhóspitos como el polo norte, y descubrir nuevos mundos como el lunar o incluso el mismísimo centro de la tierra.

Adentrarse en estas secciones es, por un lado, volver a nuestra infancia y recordar esas largas tardes en que devorábamos los libros llenos de aventuras de Julio Verne, y que es a día de hoy el segundo escritor más traducido de la historia (seguido por Agatha Christie) gracias a ese estilo característico que consigue atrapar al lector, da igual la edad que se tenga o la época en que ese libro ha caído en nuestras manos.

Exposición-Julio-Verne-@Fernando-Muñoz

Pero al volver a recordar los títulos de esas obras: “20.000 leguas de viaje submarino”, “Cinco semanas en globo”, “La vuelta al mundo en 80 días”, “El faro del fin del mundo”, “Los hijos del Capitán Grant”, “Viaje al centro de la Tierra”, “De la Tierra a la Luna”, “La isla misteriosa” y un larguísimo etcétera (escribió 54 novelas además de 20 cuentos sobre aventuras y viajes fantásticos) gracias a esta exposición que tan cuidadosamente ha desarrollado la Fundación Telefónica, nos permite ver también todo el proceso de investigación que llevó a cabo Verne antes de escribir cada página.

Nos damos cuenta así que en sus obras no había solo aventura, misterio y acción. Había sobre todo una labor de investigación que permitió que sus obras sirvieran de inspiración para muchos científicos, años e incluso décadas después de que escribiera la novela. Algo que sorprende aún más si pensamos que Julio Verne nunca fue un autor de ciencia ficción.

expo_julio_verne_telefonica16_kr

Es así que Julio Verne fue visto muchas veces, más como un visionario que como un escritor, y motivo por el que su nombre sigue estando presente en la actualidad pese a que murió hace ya 110 años. De este modo, las expediciones que se realizaron al polo norte partieron de los cálculos realizados por Julio Verne para su libro “Las aventuras del capitán Hatteras”, y lo mismo ocurrió con su teoría sobre cómo funcionaba el globo o los aparatos voladores, o sobre los precisos cálculos que realizó sobre la geografía del planeta, que permitirían a un hombre dar la vuelta al mundo en 80 días.

expo_julio_verne_telefonica15_kr

Ejemplo a seguir por muchos

Sus teorías, descabelladas para muchos en la época en que vieron la luz, fueron seguidas al pie de la letra por otros visionarios como él, y a los que también se menciona en la exposición. Así ocurrió con la reportera Nelly Bly, conocida en el mundo del periodismo no solo por ser la primera gran reportera (mujer) de la historia, sino también porque llevó a cabo la hazaña de Fogg en el mundo real… y en menos días.

El espectador puede descubrir estas y otras historias a lo largo de la exposición, y además contando con el lujo de ver objetos de colección y las primeras ediciones de muchas obras del autor. ¿Se puede pedir más en una exposición llamada “Los limites de la imaginación”?

exposicion-Julio-Verne-03

Descubrimos así los primeros ejemplos de los planeadores y globos aerostáticos, de la mano de sus inventores (y locos) que quisieron probar el aparato por primera vez, junto a otros artilugios que tal vez no eran exactamente iguales a como se reflejaban en las páginas de sus novelas, pero cuya teoría sí que partía de lo imaginado por Julio Verne. Así ocurrió con el soñado viaje a la luna, que tuvo lugar más de un siglo después de que lo vaticinara Verne en “De la Tierra a la Luna” (1865), y lo mismo para recorrer el fondo marino, al igual que lo hizo en su día el capitán Nemo, que pudo realizarse décadas después.

Lo único con lo que no llegó a acertar Julio Verne fue con su teoría sobre cómo era el centro de la tierra, donde efectivamente no habitan extrañas criaturas ni pueden observarse exóticos paisajes de densa vegetación. Al contrario, roca y magma es lo único que podrá encontrar cualquier incauto que se atreva a iniciar esa aventura, si bien es cierto que precisamente esa obra, “Viaje al Centro de la Tierra”, termina dando la idea de que todo fue un sueño… ¿Tal vez porque el propio Verne veía imposible esa realidad?

CXzY7gkWEAEM2HS

Sea como sea, la exposición de Julio Verne es de las pocas que, como se dice, son para todos los públicos: para los devoradores de sus libros, tanto grandes como pequeños, para los científicos, para los amantes de la historia, para los descubridores y, en general, para cualquier curioso de desbordante imaginación que siempre tiene ganas de aprender más, y del que Julio Verne es un digno ejemplo a seguir.

Otras actividades

Aprovechando que la conmemoración del nacimiento de Julio Verne coincide con la exposición, en concreto el 8 de febrero, ese mismo día la Fundación Telefónica llevará a cabo una programación especial con proyecciones de películas de principios del siglo XX, que serán acompañadas con música en directo. Un día perfecto para recorrer esta exposición, y que puede visitarse de martes a domimdo, de 10:00 a 20:00 horas.

Más info:

Fecha: hasta el 21 de enero.

Lugar: Espacio Fundación Telefónica (C/ Fuencarral, 3).

Precio: entrada gratuita.

Anuncios

Acerca de barbaracruzsanchez

Leo y veo de todo. Y cuando digo de todo es de TODO. Nunca sabes qué serie o libro hay por ahí escondido que va a acabar convirtiéndose en tu favorito...
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Julio Verne: Los límites de la imaginación

  1. Justo ahora me estoy releyendo Viaje al Centro de la Tierra. Me hubiera encantado poder visitar la exposición

  2. Pingback: Julio Verne, protagonista de una exposición en Buenos Aires > Poemas del Alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s