El Viaje de Arlo

el-viaje-de-arlo2

El Viaje de Arlo (The Good Dinosaur) es un ejemplo más de una película con una historia impecablemente desarrollada, y donde simplemente se ha elegido el formato de animación para contarla. Aunque es cierto que en esta ocasión, al ser los protagonistas los dinosaurios y los humanos unas “criaturas” bastante tontas, facilita las cosas que sea por medio de dibujos que se haya contado esa historia.

Porque El Viaje de Arlo tiene un inicio tan sorprendente como original: ¿Qué habría pasado si el meteorito que impactó contra la tierra hace 65 millones de años y que hizo desaparecer a los dinosaurios, habría pasado de largo?

MV5BMTkxNzEwOTM2M15BMl5BanBnXkFtZTgwMTAzMzIzNzE@._V1__SX1217_SY643_

Según Pixar, lo que habría pasado es que los dinosaurios habrían tomado el papel de los humanos a la hora de recolectar la tierra, arar e incluso reunir rebaños de otros animales; mientras que los humanos habrían sido una especie más de las muchas que tratan de sobrevivir en medio de la naturaleza más salvaje.

Con semejante inicio uno cabría esperar una historia infantil con estereotipos humanos interpretados por animales MUY grandes. Pero nada más lejos de la verdad. Esto no es “La Aldea del Arce” o “Dinosaurios”. Es, simplemente, la historia de un niño llamado Arlo y el largo camino que debe recorrer para convertirse en adulto, pero que da la casualidad que es además un dinosaurio.

MV5BMjM2MDg0MjQ5N15BMl5BanBnXkFtZTgwMTEzMzIzNzE@._V1__SX1217_SY643_

Si encima ese camino tiene lugar en medio de una naturaleza espectacular, hermosísima (según el director Peter Sohn está directamente inspirada en las montañas del parque de Yellowstone) pero terriblemente salvaje y peligrosa a la vez, entonces tienes más de roadtrip o historia del lejano oeste, con la salvedad de que se va a pie…0 mejor dicho a cuatro patas, en vez de en coche o a caballo.

Y como buen roadtrip o película del oeste, son los distintos personajes con los que se va a ir encontrando Arlo los que contribuyen a darle esa chispa que permite crear una historia redonda. Una historia que se compone de una sucesión constante de minihistorias de todo tipo (si me permitís, una buena alternativa de título sería “las aventuras del ingenioso Arlo con su compañero Spot”) y que dan una clara idea de todo lo que podemos encontrarnos en este viaje: humor, emoción, aventuras y, por encima de todo, una meta a conseguir pero para lo que deberá aprender antes unas cuantas lecciones.

MV5BMjE5OTgyNDExNF5BMl5BanBnXkFtZTgwMDAzMzIzNzE@._V1__SX1217_SY643_

Spot es sin duda el personaje clave de esa meta a alcanzar. Él es el humano con el que se encontrará Arlo casi al inicio del viaje, y que nos recuerda que en esta historia las reglas han cambiado y que aquí los humanos no son los que toman las direcciones. Y es asombroso como de algo tan inocente y casi diríamos absurdo, nos ofrecen una serie de lecciones magistrales sobre el comportamiento humano… Con la peculiaridad, una vez más, de que son los dinosaurios los que nos enseñas esas lecciones.

Es por ello que cuesta definir el Viaje de Arlo. Por supuetso, como viene siendo habitual en Pixar, no es una historia para niños. Pero sí es una historia con la que los adultos se sentirán como niños porque es como si nos abrieran los ojos ante un sinfín de teorías y comportamientos de los que no habíamos sido conscientes como humanos.

MV5BNzg4MzgwNDgyNV5BMl5BanBnXkFtZTgwOTAzMzIzNzE@._V1__SX1217_SY643_

Si a esto le añadimos una serie de personajes secundarios la mar de interesante, que en más de una ocasión nos harán preguntarnos ¿qué demonios estamos viendo?, porque son personajes muy pero que MUY peculiares (el ceratops es uno de los animalitos más peculiares que me he encontrado en una película de animación, seguido de los pterosaurios), tenemos una historia que, como ocurrió con Inside Out, hay que ver más de una vez para poder captar el jugo de todas las secuencias.

Y por último pero no menos importante, quiero mencionar la magistral banda sonora. Una banda sonora que, como toca en una película donde la naturaleza es el otro gran protagonista, es exclusivamente musical. Así que si alguno lo temía (no es lo normal en Pixar, pero por si acaso lo digo), no, los dinosaurios no se van a poner a cantar.

MV5BNTYzNDg2OTQxNl5BMl5BanBnXkFtZTgwNDAzMzIzNzE@._V1__SX1217_SY643_

A cambio habrá una sucesión de melodías que recordará a ritmos africanos junto a toques celtas y del lejano oeste, y que son perfectas como acompañantes del asombroso Viaje de Arlo.

Anuncios

Acerca de barbaracruzsanchez

Leo y veo de todo. Y cuando digo de todo es de TODO. Nunca sabes qué serie o libro hay por ahí escondido que va a acabar convirtiéndose en tu favorito...
Esta entrada fue publicada en CINE, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s