Enrique Meneses: instantáneas de una Historia reciente

La exposición sobre el periodista y fotógrafo Enrique Meneses que ofrece la Fundación Canal de Isabel II es una ocasión única para ver en retrospectiva la evolución del fotoperiodismo en una época en que los cambios en la profesión avanzaron a pasos agigantados. Pero también sirve para revivir una época histórica convulsa como pocas, a través de las instantáneas de este periodista con mayúsculas.

Se puede decir que con Enrique Meneses tuvo lugar una de esas conjunciones únicas que se dan en la vida y que tuvo como fruto algunas de las instantáneas que ya forman parte de la Historia Universal: por un lado un hombre que llevaba el periodismo en la sangre y sobre todo era un aventurero, que nunca tuvo reparos en ir al lugar en el que estuviera ocurriendo algo que merecía ser contado, sin importar el costo (generalmente de su bolsillo) o si iba a recibir alguna compensación económica por su trabajo.

Así le ocurrió cuando, con solo 17 años y Manolete acababa de morir corneado en la plaza, se subió al primer taxi libre que encontró rumbo a Linares para hacer su primer reportaje y por el que le pagaron solo la mitad de lo que tuvo que gastar en el viaje.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Pero decía que en Meneses se daba la conjunción de dos hechos: uno ese espíritu aventurero y que nunca le abandonaría, y otro el haber vivido en una época histórica en la que el mundo estaba cambiando como nunca antes lo había hecho.

La mayoría de los hechos históricos que tuvieron lugar en la segunda mitad del siglo XX pasaron por el objetivo de Meneses, siendo alguno de ellos fotografiados en exclusiva por el fotógrafo español. Fue lo que ocurrió con Fidel Castro o el Che Guevara durante la revolución cubana, y con los que Meneses convivió durante cuatro meses, convirtiéndose en el único reportero que pudo fotografiar, entrevistar y conversar con Castro, pues el resto de corresponsales que estaban cubriendo el enfrentamiento entre los rebeldes y el Gobierno, eran sistemáticamente rechazados por la guerrilla antes de llegar a su destino.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Por ello Enrique Meneses, que siempre dio muestras de una mente audaz y despierta, optó por tomar el camino más largo, adentrándose por la Sierra Maestra en soledad, lo que le valió la admiración de Castro desde el primer instante, y motivo por el que aceptó que se quedara con ellos, tomando todas las instantáneas que deseara.

Portada de Fidel Castro para la revista Paris Match, conseguida en exclusiva por Enrique Meneses

Portada de Fidel Castro para la revista Paris Match, conseguida en exclusiva por Enrique Meneses

Una figura poco reconocida

Esta aventura, pues sus reportajes eran más aventuras que noticias a cubrir, es solo una de las muchas que vivió y transmitió al mundo: la Guerra Fría entre EEUU y Rusia, con la visita de Kruschev a Nueva York, la Guerra del Canal de Suez con el despertar de Egipto tras el golpe de estado del general Nasser, o el discurso de Martin Luther King y el asesinado de Kennedy.

Con semejante historial de noticias retransmitidas por escrito y mediante imágenes, sorprende el hecho de que para muchos Enrique Meneses es un total desconocido pese a ser el reportero español más internacional de todos los tiempos. Y eso que con el paso de los años nunca se alejó de la noticia, ni siquiera cuando una enfermedad le impidió ir al frente a cubrir en persona las noticias.

muchos de los reportajes de Enrique Meneses se publciaron en formato libro dado el impacto de los acontecimientos vividos

Muchos de los reportajes de Enrique Meneses se publicaron en formato libro dado el impacto de los acontecimientos vividos

Sarajevo sería así su último escenario de guerra, cuando acudió al frente a transmitir la Guerra de los Balcanes con 63 años. Solo entonces, siendo incapaz de acudir al lugar de la noticia, se centró en el periodismo digital y las redes sociales, además de impartir numerosas clases y conferencias para ofrecer sus conocimientos a compañeros y alumnos de periodismo, y en cierto modo contribuyendo a dar a conocer su propia historia.

Sus claves para ser un buen reportero

Lo curiosos de Enrique Meneses es que, en realidad, él nunca estudió periodismo. Se vio obligado a estudiar derecho por deseo del padre, con lo que fue un autodidacta en toda regla, aprendiendo todo lo que podía de los compañeros de prensa con lo que coincidida en el lugar de la noticia, y luego echándole mucha imaginación y un poco de morro.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Entre sus claves para conseguir la imagen perfecta, según palabras del propio Meneses, era “un setenta por ciento de paciencia, un veinte por ciento de profesionalidad, y un diez por ciento de potra”. Y no hay duda de que siguió muy bien sus enseñanzas. Fue así como consiguió captar a los Reyes de España durante su boda en Grecia (único medio español que lo consiguió, cuando acababa de fundar la Agencia de noticias Delta), y como obtuvo un primer plano de Luther King el día de la Marcha sobre Washington con motivo de la lucha por los derechos humanos.

Imagen de Luther King durante un segundo en el que se giró después de llevar Meneses todo el día detrás de él. Consiguió la instantánea que dio la vuelta al mundo gracias a ese 10% de suerte

Imagen de Luther King durante un segundo en el que se giró después de llevar Meneses todo el día detrás de él. Consiguió la instantánea que dio la vuelta al mundo gracias a ese 10% de suerte

Los hechos de Washington, en el verano del 63, fueron precisamente uno de los que más le impactó en su carrera, tremendamente comprometido con la causa al estar en contra del racismo, pues siempre había considerado que había que ser “fuerte con los fuertes, y débil con los más débiles”.

 El fotógrafo de los artistas

Lo bueno de Enrique Meneses, sobre todo a la hora de disfrutar de una exposición fotográfica que en absoluto resulta pesada, es que nunca le hizo ascos a nada. Un freelance en potencia, si un día había que acudir al frente, otro fotografiar a un rey y después hacer un reportaje sobre el artista de moda, él nunca iba a poner pegas.

Y lo mejor es que su capacidad y paciencia para esperar al momento propicio y conseguir la imagen perfecta, le valieron la admiración de muchos artistas, motivo por el cual muchos de ellos directamente le llamaban para que les fotografiara: Picasso, Dali, Cassius Clay o Henry Fonda.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Instantáneas para la Historia

Pasear por la exposición de Enrique Meneses, entre los pasillos del antiguo depósito de agua, permite no solo recordar los logros de un magnífico fotoperiodista, sino también emocionarse ante unos hechos históricos que supusieron un antes y un después en los derechos civiles. Especialmente si esas imágenes vienen acompañadas de las palabras de sus protagonistas: los hombres y mujeres de color que empezaban a ser tratados como personas.

Esa era la otra cualidad excepcional de Meneses: Su lenguaje escrito no era el mejor si se comparaba con el de otros periodistas con más experiencia, pero sí que tenía la capacidad de narrar los hechos como si de un cuento se tratara, de modo que el lector tenía la sensación de estar viviéndolos en primera persona.

Imagen de los dos estudiantes de color que entraron por primera vez en la Universidad, y que fue el precursor de la Marcha por la Libertad hacia Washignton, donde se congregaron 200.000 personas

Imagen de los dos estudiantes de color que entraron por primera vez en la Universidad, y que fue el precursor de la Marcha por la Libertad hacia Washignton, donde se congregaron 200.000 personas

En resumen, la retrospectiva que analiza la vida y trabajo de Enrique Meneses, es más que recomendable por tres motivos distintos:

  • Para descubrir la evolución del periodismo, ya que Meneses también fundó Fotopress, una de las agencias fotográficas más importantes en un momento en que la comercialización de las noticias e imágenes era el futuro del periodismo.
  • Para ver y recordar la Historia y maravillarse ante lo mucho que ocurrió en muy poco tiempo.
  • Y para disfrutar de las instalaciones de la Fundación Canal de Isabel II, muy apropiadas para la muestra por su sencillez y a la vez fuerza y magnetismo.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Más info

Lugar: Fundación Canal Isabel II (C/Santa Engracia, 125)

Fecha: Hasta el 26 de julio

Horario: Martes a Sábados de 11:00 – 14:00 y 17:00-20:30. Domingos de 11:00 – 14:00

Precio: gratuito

Anuncios

Acerca de barbaracruzsanchez

Leo y veo de todo. Y cuando digo de todo es de TODO. Nunca sabes qué serie o libro hay por ahí escondido que va a acabar convirtiéndose en tu favorito...
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s