Mitología en Madrid I: Los cielos de Madrid

cuadrigas-madrid4Para disfrutar del arte en Madrid no hace acudir a los museos, ya que muchas veces se encuentra en plena calle. El problema llega cuando ese arte no está precisamente a ras del suelo y somos incapaces de verlo, sobre todo cuando ni siquiera sabemos dónde mirar. Es lo que ocurre con las decenas de esculturas mitológicas que coronan las fachadas de los edificios más importantes de la capital.

El arte en las alturas de Madrid es un gran desconocido. Pese a que muchas de las esculturas que voy a comentar forman parte de los edificios más emblemáticos de la ciudad, en la mayoría de los casos no sabemos qué representan. Comenzamos así el recorrido por estas representaciones mitológicas, confiando en que la próxima vez que paseéis por el centro de la ciudad levantéis la vista y dediquéis un par de minutos a estos grandes olvidados.

Los edificios de la aseguradora La Unión y el Fénix

La compañía de seguros La Unión y el Fénix reformaron y levantaron en la capital numerosos edificios, estando todos ellos coronados por espectaculares grupos escultóricos que representa al Ave Fénix, símbolo de la compañía. El Fénix es un ave que tiene la capacidad de resurgir de sus cenizas y volver a la vida, con lo que la inmortalidad es su principal cualidad y motivo por el que la compañía se apropió rápidamente de este animal mitológico.

Muchas de las esculturas que coronaban los edificios de la aseguradora fueron trasladadas a otros edificios cuando la aseguradora Unión Fénix fue intervenida en 1998. Algunos de estos edificios son las actuales sedes centrales de la Mutua Madrileña, o por ejemplo el hotel Gran Meliá Fénix, situado en la Calle Hermosilla 2.

hotel melia

 El Ave Fénix de Gran Vía

Este Fénix no es el único que aparece en los cielos de Madrid. En el número 68 de la Gran Vía el edificio de la compañía AGF (otra de las aseguradoras que se hicieron cargo de Unión Fénix tras su cierre) también está coronado por un Ave Fénix. En ambos casos destaca tanto la majestuosidad del ave como la del hombre que hay encima, donde su anatomía está perfectamente resaltada, siguiendo la tendencia de la escultura clásica donde la musculatura cobraba una gran importancia.

Gran-Vía-68-definitivaEl muchacho que aparece encima del Ave Fénix no es otro que Ganímedes, un hermoso príncipe troyano que se convirtió en amante de Zeus… Aunque más correcto sería decir que Zeus, el padre de todos los dioses del Olimpo, le convirtió en su amante a la fuerza cuando le secuestró convertido en águila. Águila que no Fénix… Eso es, la presencia de Ganímedes a lomos de un Ave Fénix en lugar de un águila es un error como tantos otros que surgen cuando se mezcla mitología, escultura y encargos privados. Pero hay que reconocer que se trata de un bonito error.

Un Ave Fénix a ras del suelo

El tercer y cuarto Ave Fénix que se puede observar en Madrid se encuentra en el Paseo de la Castellana número 33, donde están las oficinas centrales de la aseguradora Mutua Madrileña. Una de estas esculturas corona el edificio, que es uno de los más altos de la capital, mientras que la otra se encuentra curiosamente a ras de suelo junto a la entrada principal. Es obra del escultor Luis Gutiérrez Soto, realizada en 1965 tras ganar el concurso que organizó la aseguradora para construir sus nuevas oficinas centrales.

6689444795_a53f19ecb3_b

De entrada os preguntaréis cómo es que esta impresionante escultura no disfruta de un lugar tan privilegiado como sus compañeras, teniendo en cuenta que es un encargo de la misma aseguradora, y que no tiene mucho sentido que un ave esté en el suelo en vez de surcando los cielos. Pero a esta curiosidad podéis añadir que, si os acercáis un día a este edificio, aprovechando que se puede ver de cerca una escultura que no suele estar al alcance de la mano, veréis que en las alas del ave hay varios agujeros.

IMG_1918

La explicación de estos agujeros y de su actual posición es la misma. Y es que originariamente esta escultura no estaba ni más ni menos que coronando el famoso edificio Metrópolis, obra de los arquitectos franceses Jules y Raymond Février para la sempiterna compañía de seguros La Unión y el Fénix… Está claro que la aseguradora sabía elegir los mejores sitios para sus sedes, pues fue uno de los primeros edificios que se levantaron cuando se diseñó la Gran Vía.

En los años 70 la compañía vendió el edificio a la aseguradora Metrópolis y se llevaron la estatua a la sede de la Mutua Madrileña, quedando los agujeros en las alas que se practicaban en las esculturas de las alturas para que pudiera pasar el viento a través de ella y no la arrastrara. Por su parte los nuevos propietarios del edificio Metropolis, para que la imagen de la Gran Vía no cambiara tanto pues los madrileños ya se habían acostumbrado a esa gigantesca escultura en la esquina entre Gran Vía y Alcalá, decidieron crear un nuevo grupo escultórico.

fotos-originales_metropolis1

Antes y después del edificio Metropolis. Imagen cortesía de kurioso.es

 La Victoria Alada del edificio Metrópolis

La escultura que actualmente corona el edificio Metrópolis, y que es una de las más fotografiadas de la capital, representa otro elemento mitológico: La Victoria Alada. Es obra de Federico Coullaut Valera y representa el símbolo de la victoria en la mitología griega.

Metropoli 03

Son muchas las maneras de representar a la victoria, siempre como mujer alada, y siendo opcional que lleve en la mano una corona de laurel con la que se coronaba a los héroes y Emperadores. Victorias Aladas hay muchas y muy conocidas en el mundo, destacando la Victoria de Samotracia del Museo del Louvre o las que presiden la mayoría de los Arcos del Triunfo de media Europa.

Como dato curioso os diré que a la Victoria Alada se la llama también Niké, ya que Niké en griego significa victoria. Y este es el mismo motivo por el que una de las marcas de zapatillas más conocidas del mundo se llama Nike, pues cuando se puso a la venta sus creadores aseguraban que podías alcanzar la victoria si las llevabas.

El Círculo de Bellas Artes

Y hablando de Victoria, otra de las representaciones mitológicas que más se repite en las azoteas de Madrid es la diosa Atenea, también llamada Atenea Niké por ser la diosa de la sabiduría, la guerra, la estrategia y las artes. Sí, Atenea era algo así como la diosa comodín, pero sobre todo el símbolo de la victoria… Más que nada porque era imposible que un héroe fracasara si tenía a Atenea de su lado.

5251361263_e97537b952_z

En la azotea del Círculo de Bellas Artes, situado en la calle de Alcalá 42, tenemos una gigantesca Atenea obra de José Luis Vasallo. Tal vez resulte menos impresionante en cuanto a su estética, pues comparado con las otras esculturas parece casi una columna por el poco juego de movimientos. Pero esa es precisamente una de las formas más comunes de representar a Atenea, especialmente cuando se la quiere mostrar como la diosa de la guerra y donde siempre aparecerá portando una lanza y un escudo, además de su característico casco con plumas.

5251361947_9071cf417d_o

Lo bueno de esta escultura es que puede observarse de cerca si accedes a la terraza del Círculo de Bellas Artes, y que sirve también como escenario para distintas exposiciones fotográficas. No hay mejor lugar para disfrutar a la vez del arte y de unas vistas inmejorables de la ciudad, acompañados de la mismísima diosa de las artes.

Arco de la Victoria de Moncloa

La otra Atenea que hay en Madrid es la que preside el arco del triunfo de Moncloa, conocido como el Arco de la Victoria. Su representación es bastante similar a la del Círculo de Bellas Artes, con la diosa preparada para la batalla, con la diferencia de que en esta ocasión aparece montada en una cuadriga.

Arco_de_la_Victoria_(Madrid)_09

La cuadriga es como se llama a los carros tirados por cuatro caballos, que son sin dudas los elementos que más destacan del grupo escultórico, junto a la victoria alada que aparece justo debajo y que es la que da nombre al arco del triunfo.

6288024351_f8bb308856

En el Arco de la Victoria, construido por Ramón Arregui y José Ortells entre los años 1950 y56, tenemos por tanto dos claras representaciones clásicas. Por un lado la propia idea de Arco del Triunfo, que es propio de la época romana con las campañas de los Emperadores y su entrada triunfal en las ciudades; y por otro la representación de varios personajes mitológicos como es Atenea y Niké.

El Ministerio de Agricultura

El último ejemplo de mitología en Madrid (al menos en esta primera entrega, pues es un tema que da para mucho) lo encontramos en el Ministerio de Agricultura, situado en el Paseo de la Infanta Isabel 1. Se trata en mi opinión del grupo escultórico más olvidado de la ciudad, sobre todo si tenemos en cuenta lo gigantesco que es y que está situado en una zona tan turística como es Atocha.

alexmadrid.es_012El conjunto es obra del escultor Agustín Querol, realizado en 1905, y está compuesto por tres figuras. En el centro tenemos otro ejemplo de Victoria Alada, flanqueada por las alegorías de la Ciencia, que lleva una antorcha en la mano, y del Arte, que tiene una paleta de pintor en una mano, una estatuilla en la otra, y tiene el codo apoyado sobre un capitel corintio, representando así a las tres principales artes: pintura, escultura y arquitectura.

Lo curioso de estas esculturas es que se tratan de copias en bronce de los originales en mármol, que fueron llevados a varias plazas de Madrid. En el caso de la escultura central, la original se encuentra en la Glorieta de Cádiz, mientras que las otras esculturas del conjunto  fueron trasladados a la Plaza de Legazpi.

8345677128_137eb207c1_b

Las otras dos figuras que flanquean a la Victoria representan la Agricultura y el Comercio. La diosa de la Agricultura es Deméter o Ceres, a la que se suele representar portando una rama de cereales, mientras que Mercurio, al que se le reconoce por el curioso bastón que porta en la mano llamado caduceo, es el mensajero de los Dioses y también el dios del Comercio. Ambos personajes aparecen montados sobre dos Pegasos o caballos alados para representar nuevamente la victoria.

Y hasta aquí la primera entrega de mitología en Madrid. Espero que gracias a ella vuestros paseos por Madrid sean más entretenidos y a partir de ahora no os centréis solo en lo que hay a pie de calle, que siendo interesante no es ni mucho menos lo único que hay….

Anuncios

Acerca de barbaracruzsanchez

Leo y veo de todo. Y cuando digo de todo es de TODO. Nunca sabes qué serie o libro hay por ahí escondido que va a acabar convirtiéndose en tu favorito...
Esta entrada fue publicada en Cultura, LUGARES, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Mitología en Madrid I: Los cielos de Madrid

  1. santiago dijo:

    Al final siempre regresamos a los mitos clásicos.

    GRAN ARTÍCULO.

  2. jrd dijo:

    Sobre las esculturas de la plaza de legazpi solo hay una, al final despues de todo el lio de la remodelacion solo dejaron una de las dos, no se cual la otra esta en un almacen por atocha.

  3. Pingback: Mitología clásica en el Cielo de los Madriles – Notae Tironianae

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s