La Historia a través de la pintura en el Museo del Prado

La historia a través de la pintura en el Museo del PradoEn esta ocasión no vengo para recomendar una exposición que estará disponible al público durante unos meses en concreto. Por el contrario, se trata de una serie de obras que forman parte de la colección permanente del museo del Prado y que, sinceramente, creo que es de lo mejor que puede verse dentro de la Real Pinacoteca. Me refiero a la Pintura del Historia del siglo XIX.

El Museo del Prado de Madrid destaca por ser una de las pinacotecas más importantes de Europa (y del mundo), gracias en parte a la cantidad de obras que encierra en sus salas de los grandes maestros del Renacimiento europeo: nombres como Tiziano, Tintoretto, Rubens o el Bosco son comunes en este increíble museo, pero donde nuestros propios maestros como Velázquez, Goya o Murillo tampoco se quedan cortos.

Sin embargo, precisamente la grandeza de estos artistas y algunas de sus obras más representativas (ningún turista que se precie puede abandonar el Museo del Prado sin haber observado las Meninas o los Fusilamientos del 2 de mayo) también consiguen que otros artistas sean olvidados hasta el punto de que muy pocos (incluidos los madrileños) ni siquiera saben que semejantes genios existían, y encima que los tenían tan cerca.

La Historia está de moda

Algunos de esos genios olvidados son los que forman parte de la pintura de Historia que se desarrolló en España en la segunda mitad del siglo XIX e inicios del XX. Un tipo de pintura que, como su propio nombre indica, plasmaba momentos de la Historia de España que tuvieron una gran relevancia y donde la grandiosidad de esas obras y su realismo son sus principales características.

La Historia está de moda. Desde hace unos años que las cadenas de televisión y las grandes pantallas del cine se llenan de series y películas que tratan de contar algunos de los momentos históricos más importantes. Pero a diferencia de aquellas películas de mitad del S. XX y donde el rigor brillaba por su ausencia (recuérdese las famosas películas de Sisí Emperatriz, que retrataron a una realeza que en nada se parecía a la de verdad), ahora sí que tratan de retratar lo que realmente ocurrió.

La historia a través de la pintura en el Museo del PradoLa demencia de Doña Juana (1867), Lorenzo Vallés: Tras la muerte de su esposo Juana ordenó que no se le enterrerara, creyendo que solo dormía, y por tres semanas acudió al lecho en que el cadaver se descomponía, esperando ver cómo despertaba.

Un buen ejemplo, en el caso de España, es sin duda el de la serie “Isabel” que ha recibido premios dentro y fuera del territorio nacional y que, salvo algún que otro error de contexto que se ha escapado, ha resultado ser todo un éxito de crítica y público… Hasta el punto de que muchos son los que han querido ampliar sus conocimientos sobre la etapa de los Reyes Católicos y el inicio de la historia de España que, por regla general, la última vez que la hemos visto fue cuando estábamos en el colegio.

Y un buen modo de ampliar esos conocimientos, y encima hacerlo de un modo agradable y que es todo un placer para los sentidos, es a través de los gigantescos cuadros que hay guardados en la pinacoteca del museo del Prado.

¿Qué es la pintura de Historia?

Se conoce como Pintura de Historia al género pictórico que se inspira en hechos ocurridos durante la historia cristiana o clásica, aunque más adelante empezó a utilizar también acontecimientos históricos más recientes. Es lo que ocurre con la etapa más destacada de la pintura de historia del S. XIX en España, donde destacan episodios nacionales ocurridos desde el siglo XV, destacando los Reyes Católicos y sus hijos, en adelante.

Siempre se ha considerado el género de la pintura de historia como el género pictórico más importante. De entrada, el tamaño de sus obras ya sorprende, de grandes formatos, pero también porque el tema retratado pretende servir como lección de historia y también de moralidad, al retratarse acontecimientos y sobre todo personajes que destacaron por su nobleza e inspiración.

Desarrollo de la pintura de Historia

Aunque el género de la pintura de Historia puede verse desde muy pronto en la Historia del Arte, sobre todo con la representación de acontecimientos de la Historia Cristiana, será durante en Neoclasicismo cuando más destaque este género tal y como se conoce actualmente. Ello fue debido a que en esa época, que estaba fuertemente influenciada por el clasicismo, los pintores quisieron retratar a esos personajes clásicos, emperadores, reyes o filósofos de la historia Antigua, que consideraban magníficos ejemplos de la virtud que todo ser humano debería poseer.

La historia a travé de la pintura del Museo del PradoLa muerte de Viriato (1807), Madrazo. Pese a que este hecho ocurrió en el 139 a.C, el artista no duda en representar a todos los personajes según la moda romana, siguiento la enseñanzas de la Academia

Lo único malo de esa pintura de Historia del Neoclasicismo, es que las Academias donde se enseñaba eran bastante poco permisivas a la hora del vestuario y, al representar ejemplos de la virtud romana, no dudaban en representar a los personajes siguiendo la moda clásica, con togas y coronas de laurel… Incluso cuando el ejemplo de esa virtud clásica era un personaje más reciente pero que igualmente se le representaba vestido con toga y de una manera demasiado clásica.

La llegada del s.XIX

Esto cambió con la llegada del s.XIX, y en concreto en Francia de la mano de Gericault o Delacroix. Sus obras son el ejemplo perfecto de pintura de Historia en tanto que ofrecen ejemplos de personajes y hechos históricos dignos de alabanza por su significado histórico y por el valor de sus protagonistas, pero con una vestimenta más propia de la época. Cuadros sorprendentes en ese sentido son La balsa de la medusa, de Gericault, o La libertad guiando al pueblo, de Delactroix.

La historia a través de la pintura en el Museo del PradoLa balsa de la Medusa, Gericault (1819), en el museo del Louvre

El último desarrollo que sufrió la pintura de historia durante el s.XIX, aparte de la vestimenta, fue que empezaron a plasmarse hechos más cotidianos y propios de un género costumbrista, pero donde destacaba la personalidad de sus protagonistas. Con este cambio de mentalidad, y que siguieron muy bien los pintores españoles de este género, se pretendía hacer hincapié en el hecho de que una persona virtuosa o con coraje no tenía por qué se serlo solo en el campo de batalla, sino que también podía mostrar esas cualidades en su vida cotidiana.

La pintura de historia en España

Aunque solo voy a mencionar algunos de los pintores de Historia española que realizaron su obra en el siglo XIX, lo cierto es que dentro de este género podría muy bien incluirse Velázquez con sus grandes obras retratando La Rendición de Breda o Goya con la serie de cuadros sobre los hechos acaecidos el 1 y 2 de mayo de 1808, o toda su serie sobre los desastres de la guerra. Y después del s.XIX siguió con obras de las Vanguardias como el famoso Guernica de Picasso.

Pero he querido centrarlos solo en estos artistas, primero porque ellos fueron los que participaron en la concursos de pintura de Historia que las Academias empezaron a organizar para incentivar este género, y segundo porque sus obras (que se encuentran actualmente en el Museo del Prado) han servido de inspiración a la hora de plasmar en carne y hueso esos mismos hechos históricos, cuyo último ejemplo ha sido la serie “Isabel”. (meter enlace)

Francisco de Padilla

 La historia a través de la pintura en el Museo del PradoDoña Juana la Loca (1877)

Esta espectacular obra fue medalla de oro en la Exposición Nacional de 1878, que convirtió a su autor en el gran maestro de la pintura de Historia del siglo XIX, y que tuvo a los reyes católicos y su hija como continua fuente de inspiración. En el caso de esta obra plasma uno de los momentos del cortejo fúnebre de Felipe el Hermoso cuando, mientras los súbditos descansan e intentan guarecerse del frío, Juana permanece de pie, impasible, y con la mirada perdida. Un ejemplo más de la locura que siempre la persiguió y donde destaca el detalle de la hoguera que hay encendida al lado del féretro para soportar mejor el mal olor del cadáver, pero ante el que Juana no parece sentir ya nada.

Según narran algunas fuentes el cortejo fúnebre de Felipe el Hermoso siempre se realizó por la noche porque Juana decía que una mujer viuda ya no podía ver la luz del sol, pues su marido era su sol y este había muerto. Así mismo, los celos nunca la abandonaron y por ello el cortejo fúnebre siempre descansaba en monasterios o conventos regentados por hombres. Y una noche en que por error entraron en un convento de monjas, no dudó en trasladar a todos sus súbditos a mitad del campo y pasar la noche allí, a la intemperie, con tal de que ninguna monja viera a su esposo. La obra de Padilla representaría ese momento.

La historia a través de la pintura en el Museo del PradoJuana la Loca recluida en Tordesillas con su hija la infanta Catalina (1906)

Se trata de una de las últimas obras que Francisco de Padilla realizó, ya dentro del s.XX, y donde nuevamente es Juana la Loca su protagonista indiscutible. Pero aquí en vez de centrarse en su locura, lo hace en la soledad que vivió la reina de España durante la mayor parte de su vida. Para ello no duda en detallar la prisión en que fue recluida, llena de lujos y placeres terrenales, incluso acompañándola de su hija Catalina, pero frente a la que la reina no parece sentir ningún interés. En vez de ello ella mira al espectador, algo poco común en la pintura de Historia, para conmover aún al espectador sobre la tormentosa vida que tuvo, que todo el mundo conocía pero nadie hizo nada para remediarlo.

Con suerte, si sale adelante la nueva serie que TVE tiene intención de llevar a cabo sobre la vida del emperador Carlos I de España, veremos esta misma escena plasmada con actores de carne y hueso.

La historia a través de la pintura en el Museo del PradoLa rendición de Granada (1882) Palacio del Senado, Madrid

Esta es una de las pocas obras de Padilla que no se exponen en el Museo del Prado, sino en el Senado. Los seguidores de la serie sin duda recordarán este momento de la rendición de Granada que quedó perfectamente reflejado en la serie, con un trabajo de vestuario y detalle de todos los elementos asombroso. Pero aunque este cuadro no esté en el Museo del Prado, el Senado también puede visitarse, previa cita, y en este edificio hay unos cuantos ejemplos más de cuadros de Pintura de Historia asombrosos.

Otros pintores de Historia dignos de mención

La historia a través de la pintura en el Museo del PradoExpulsión de los judíos de España, Emilio Sala (1889)

Otro de los cuadros que inspiraron a la serie Isabel para retratar momentos históricos fue este de Emilio Sala, narrando el momento en que los Reyes Católicos dictan la orden para que se proceda a la expulsión de los judíos del reino de España. En este caso la obra, también de gran tamaño, trata de reflejar la riqueza del reino de España y la fuerza de sus dos reyes, Fernando e Isabel que, uno al lado del otro, se muestran firmes ante un hecho que marcaría por siempre tanto la historia de España como la del propio pueblo judío.

La historia a través de la pintura en el Museo del PradoDoña Isabel la católica dictando su testamento (1864), Eduardo Rosales

Otro de los cuadros que se representó a la perfección en la serie Isabel es la que plasma el momento en que la reina Isabel está dictando su testamento ante la presencia de su marido y consejeros. En este cuadro destaca sin duda el blanco de la cama y la figura de la reina moribunda, que actúan como foco de atención y al que es imposible no mirar, pese a que el resto de la estancia está llena de otros personajes. Sin duda Eduardo Rosales se inspiró en las obras religiosas que llevaban siglos plasmando la muerte de Jesucristo, y donde el blanco de la sábana en que era envuelto resaltaba ante la oscuridad y tenebrismo de lo que estaba ocurriendo a su alrededor. Rosales fue clave para dar más dignidad a la pintura española del s.XIX, pese a que se formó en el purismo del Academicismo, y donde Velázquez fue su punto de partida, cuando dio el salto al realismo, con el famoso “realismo atmosférico”, visible en toda la obra del pintor andaluz.

La historia a través de la pintura en el Museo del PradoEpisodio de Trafalgar (1862), Francisco Sans Cabot

No quiero terminar de mencionar la pintura de Historia con esta obra, un poco distinta a lo visto hasta ahora y que no tiene ninguna relación con la serie Isabel, ya que muestra un episodio trágico de la marina española, con el naufragio del barco Neptuno. Pero quería añadirla para que vierais la calidad de este género pictórico dentro de la Historia del Arte de España, y que tan injustamente es olvidado. En esta obra sorprende el mar embravecido, que tiene una clara referencia a la obra de Delacroix y Gericault, los grandes maestros de la pintura francesa del momento, que tuvo ocasión de ver en persona durante sus viajes a París. Se trata, en el caso de la pintura histórica de España, de un tema poco común donde destaca la representación de los cuerpos a la manera neoclásica, con cuerpos muy grandes y fornidos, siendo más un estudio anatómico que un deseo de contar una historia pasada. Algo propio de la pintura de Historia todavía influenciada por el Neoclasicismo, pero que a medida que el siglo XIX llegaba a su fin fue dando muestras de un mayor realismo.

Más info

Lugar: Museo del Prado. Salas 61 en adelante

Fecha: colección permanente del museo del prado

Precio: 14€ (incluye las exposiciones temporales), gratis las dos últimas horas del sábado y domingo, o cualquier día para los poseedores de la tarjeta del Paro.

Anuncios

Acerca de barbaracruzsanchez

Leo y veo de todo. Y cuando digo de todo es de TODO. Nunca sabes qué serie o libro hay por ahí escondido que va a acabar convirtiéndose en tu favorito...
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s