Her: Todo por ella

HerUna película con un título tan simple como abierto a tantas posibilidades de seguro que no deja indiferente. Ese fue mi caso, descubriendo así una obra tan original en su argumento, como profunda a la hora de hacer reflexionar sobre el comportamiento humano y lo poco humanos que a veces somos.

Sé que con una introducción como la que acabo de hacer, muchos os negaréis automáticamente a ver esta película, pues tiene pinta de ser de esas cintas que encantan a los críticos pero que para el público en general es infumable… Si lo hubiera leído yo, probablemente habría pensado lo mismo. Pero en serio que no tenía otra manera de decir esto, y por eso os pido que leáis un poco más sobre esta película antes de decidir si queréis ir a verla o no.

¿De qué va “Her”?

El argumento de la película se podría resumir en lo siguiente: En un lugar y época indeterminada (se intuye que es en el futuro pese a que no salen naves espaciales ni otros elementos sacados de la ciencia ficción), el ser humano vive enganchado a lo digital y al vasto mundo de Internet. Más o menos es lo que pasa ahora, salvo por la peculiar diferencia de que en la película la gente ni siquiera usa sus teléfonos móviles para estar conectado. En su caso, utilizan un moderno sistema de comunicación en forma de auricular, que sería como el pinganillo que tantas veces hemos visto en las películas de espías o los que llevan los presentadores de televisión.

Gracias a ese aparato, con el simple uso de su voz se puede acceder a cualquier información. Es decir, no hacen uso de los teclados (se limitan a redactar lo que quieren que se escriba o se lea), y apenas hacen caso de los ordenadores en sí, pues cualquier información que quieren consultar la reciben directamente a través de ese pinganillo con el que están conectados las 24 horas del día.

HerImagen del protagonista en su lugar de trabajo como redactor de cartas para otras personas. Un trabajo cuanto menos curioso, sobre todo cuando destaca la falta de teclados de ordenador y escritura en general.

Hasta este momento, podríamos pensar que no hay mucha originalidad con respecto a otras películas inspiradas en un futuro próximo, o incluso con respecto a la vida en la actualidad. Pero entonces aparece un elemento que cambia por completo esta idea. Y esa es la presencia de un sistema operativo que, además de facilitar toda la información que el usuario requiera a través del “pinganillo”, tiene la peculiaridad de que está hecho expresamente para cada usuario. Sería algo así como un sistema operativo totalmente personalizado, y que se ha creado a base de un sencillo cuestionario que, al más puro estilo de las páginas de citas online, consigue crear una personalidad para el Sistema Operativo totalmente acorde a cada usuario.

Y digo bien cuando hablo de “personalidad”, porque en seguida se ve que ese “Sistema operativo”, es mucho más que un simple SO. Partiendo del hecho de que al protagonista ya no le habla una voz anodina y mecánica, sino una sugerente y hermosa voz femenina; hasta el hecho de que esa voz tan agradable es capaz de pensar por sí misma y actuar de un modo impensable para cualquier otra máquina.

Una peculiar relación

Llegado a este punto, uno ya empieza a ver la cantidad de problemas que van a surgir de esta situación. Desde el momento en que el solitario Theodore (el protagonista interpretado por Joaquin Phoenix), habla por primera vez con su SO y sonríe como si acabara de encontrar a su mejor amiga, sabes que la cosa no va a acabar bien.

Lo gracioso o curioso (aunque en mi caso diría que es triste) de la situación, es que la relación que surge entre Theodor y Samantha (el nombre que el SO se pone para que Theodore pueda hablar con ella con más naturalidad) pasa por una serie de etapas que son difíciles de creer. Algunas de esas etapas son graciosas y casi desternillantes, pero otras son más complejas y deprimentes. Pero sin duda lo más interesante es que no dejan de ser las mismas etapas por las que cualquier relación pasa en un momento dado: desde los inicios donde todo es perfecto, a las primeras discusiones y esos momentos de dudas donde los celos y el miedo aparecen cada dos por tres.

Sí, sé lo que estáis pensando, y no deja de ser lo mismo que pensé yo: ¿Pero no es un humano y una máquina? Y ni siquiera eso, porque Samantha tan sólo es una voz que le habla constantemente pero a la que jamás podrá tocar, ver o sentir. Y sí, es exactamente eso, y eso es lo que hace que toda la historia sea más surrealista y teñida de un algo trágico que sabes que llegará en un momento dado.

Las cosas no son lo que parece

Lo lógico sería pensar que en un momento dado es Theodore quien se da cuenta de que no puede seguir relacionándose con Samantha, pues jamás podrán estar juntos físicamente, además de que él envejecerá y acabará muriendo, mientras que Samantha permanecerá igual, eterna, ya que sólo es una memoria artificial que no puede morir.

Sin embargo, no sólo Theodore no piensa en esos “pequeños detalles”, sino que tampoco lo hacen el resto de humanos que aparecen en la película. Y es que la relación entre un humano y su SO está completamente aceptado en esa sociedad, hasta el punto de que es algo común y en más de una ocasión se ve cómo Theodore y Samantha salen con otras parejas de amigos, como si fuera lo más normal del mundo.

En ese momento pensé que la idea era la de hacernos recapacitar sobre las relaciones tan poco naturales que tiene el hombre en la actualidad, y donde detalles tan fundamentales como es mantener el contacto físico ya no es tan importante. Sin embargo, en seguida comprendí que no se trataba de eso. Pues lo que se ve es que los humanos están completamente de acuerdo con tener relaciones con sus SO, mientras que son los SO los que se dan cuenta de que aquello no puede durar mucho tiempo.

Una historia para reflexionar

En conclusión, cuando terminé de ver la película tuve la sensación de que era el Sistema Operativo el más humano de todos los personajes que aparecen en el film … Y si eso no te hace pensar, no sé qué más puede hacerlo.

Pero lo bueno es que, como he dicho al principio, con estas películas hay opiniones para todos los gustos. Y más que seguro cada espectador sacará sus propias conclusiones, que de eso se trata. Por ello sigo recomendando una cinta que, cuanto menos, tiene un argumento original y curioso, además de estar magistralmente hecha.

Y con magistralmente hecha, no me refiero a sus efectos especiales o momentos de acción y tensión. Aquí no hay nada de eso. Por el contrario, la película gira exclusivamente en torno a los diálogos que mantiene el protagonista con las personas con las que se relaciona, donde destaca por encima de todos la sensual voz de Samantha.

HerTheodore cuando acaba de instalar su Sistema Operativo personalizado, con el que acabrá teniendo una relación mucho más profunda.

Teniendo en cuenta que Samantha sólo es una voz, esos diálogos van a ser casi monólogos donde lo único que ve el espectador es la cara de Theodore. Algo que habla maravillas de la interpretación de Joaquin Phoenix, pues pese a que la mayor parte de la película es a base de primeros planos del actor, en ningún momento se hacen pesados esos planos gracias a una expresividad asombrosa que consigue transmitir alegría, tristeza y melancolía con simples gestos.

Sí que diré que pese a que los diálogos y monólogos de los personajes no se hacen pesados en absoluto, por el contrario sí que habría cortado unos cuantos minutos del largometraje. Una recomendación que podría extrapolarse a la mayoría de las películas que se han hecho en los últimos años, y donde parece que es imprescindible que la duración sea de más de dos horas. Y es verdad que a veces da rabia que las películas apenas sean de hora y media, pues con lo caro que se ha puesto el cine sí que agradecerías que el entretenimiento durara un poquito más… Pero de ahí a que las películas se alarguen hasta límites insospechados, cuando no hay argumento para alargarlo tanto, hay una gran diferencia.

HerTheodore dando un romántico paseo por la playa con Samantha. Él es el único que sabe que ella está con él al ser sólo una voz en su oído, pero ello no parece ser un problema.

En este caso, sí que diré que no se hacen tan pesados esos minutos de más como en otras ocasiones. Al menos no me ocurrió a mí, porque disfruté muchísimo de la película. Pero sí que querría advertir de ello, pues al ser una película que se basa sólo en diálogos, puede resultar mucho más pesada de ver para aquellas personas para las que tanta falta de acción puede resultar un tanto soporífera. No creo que este sea el caso, pues yo me incluyo dentro de esas personas acostumbradas a las películas de acción, y a mi no me pareció pesada en absoluto.

Gran actuación y gran doblaje

No quiero terminar esta reseña sin alabar la increíble actuación de sus dos protagonistas. Y por protagonistas me refiero tanto a Joaquin Phoenix como a Scarlett Johansson, que es quien pone la voz al SO Samantha. Una interpretación que es incluso más complicada que la de Joaquin (que muestra sus sentimientos a base de los gestos de la cara), pues ella debe mostrar todos los registros de su personaje exclusivamente a base de la voz.

Por supuesto, a no ser que veamos la película en versión original, nosotros no escuchamos la voz de Scarlett sino la de su dobladora oficial, Nuria Trifol. Ella también dobla a otras grandes actrices como Natalie Portman, Keira Knightley o Cristina Ricci, además de las protagonistas de numerosas series. Hay quien opina que se debería ver la película en versión original, pues sólo así se puede percibir la calidad de la voz/personaje de Scarlett Johansson, y para el que por cierto estuvo nominada como mejor actriz de reparto en los Critic Choice Movie Awards.

HerEn la cinta aparecen otras mujeres interesadas en Theodore, pero él tiene problemas a la hora de relacionarse con ellas. Algo que no ocurre con Samantha, al haber sido diseñada expresamente para él.

Pero creo que admitir tal cosa es subestimar el saber hacer de los dobladores españoles, que son de los mejores del mundo entero. Por supuesto, cada uno es libre de ver la película como más desee, y hay muchos apasionados del cine en versión original. Pero en el caso de que prefiráis verlo en versión original, que sea por gusto propio y no por pensar que en la versión doblada no se hace un buen papelón. Nada más lejos de la verdad, siendo la voz de Nuria de una belleza y sensualidad tan increíbles, que deja claro que el título de “Her” es sin duda el perfecto para definir una película donde todo gira en torno a “ella”.

Anuncios

Acerca de barbaracruzsanchez

Leo y veo de todo. Y cuando digo de todo es de TODO. Nunca sabes qué serie o libro hay por ahí escondido que va a acabar convirtiéndose en tu favorito...
Esta entrada fue publicada en CINE y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s