ARCO: Ese gran desconocido

ARCO 2014En estos días está teniendo lugar la feria de Arte Contemporáneo más importante de España y una de las más prestigiosas a nivel mundial: ARCO. Una feria que no es apta para todos los bolsillos ni por el propio precio de la entrada, 40€, ni por las cantidades que llegan a pagarse por algunas obras, y que por cortesía al visitante no se llega a indicar.

Acudir a ARCO es toda una experiencia. Da igual si vas como coleccionista privado, como periodista que debe cubrir el medio, como amante del arte con ningún presupuesto, o como simple curioso… Esta feria marca a todos sus visitantes. Lo triste es que pocas veces lo hace por lo que debería ser: una posibilidad de ver obras interesantes traídas de todo el mundo.

Y es que lo que acaba siendo ARCO es un ejemplo perfecto para que los no entendidos en la materia puedan decir eso de que “no hay quien entienda el arte”, o la consabida “¿en realidad esto se llama arte?”. Pero si os sirve de aliciente yo, que tengo la carrera de Historia del Arte a mis espaldas, a veces pienso exactamente lo mismo.

ARCO 2014Una de las obras más grandes y llamativas que pueden verse en ARCO

El problema llega, como ocurre muchas veces, con el propio desconocimiento de lo que vamos a ver. Y es que la mayoría de los visitantes no entendidos, realmente no saben lo que van a encontrarse en ARCO. O, mejor dicho, creen que van a ver una Feria de Arte Contemporáneo para descubrir cómo es el arte actual, pero no es eso ni mucho lo que se acaban encontrando. Porque puede que sea arte y puede que sea arte hecho en la actualidad… Pero ante todo ARCO, es una Feria de coleccionismo.

El arte a lo largo de la historia

Lo primero es entender un poco mejor en qué consiste exactamente ARCO. Así podremos sacarle un poco de sentido a esas obras tan extrañas de las que todo el mundo habla maravillas, pero que en nuestro sólo consiguen que nos sintamos como peces fuera del agua… O que veamos a los artistas como bichos raros (todo depende del punto de mira).

Seguro que cuando habéis visto los reportajes sobre esta feria en el telediario, con cuadros o esculturas extrañísimas, lo primero que habréis pensado es que cómo puede compararse ese “arte”, con lo que hacían por ejemplo Velázquez, Miguel ángel o Goya. Lo cierto es que no debería compararse, porque en realidad no tiene nada que ver una cosa con la otra… Y ahí es donde llega ese primer error que hace que nos resulte imposible entender ARCO.

ARCO 2014Escultura que versiona la famosa Piedad de Miguel Angel, pero con los papeles invertidos

Porque el arte, como ocurre con cualquier práctica que se ha realizado a lo largo de los siglos, no siempre ha cumplido la misma función. Y por ello no tiene sentido, hablando claro, que metamos todas las obras en el mismo saco. No podemos comparar la “Gioconda” de Leonardo con cualquier obra que se pueda ver en ARCO o en cualquier museo contemporáneo, porque en realidad no tienen nada que ver una cosa con la otra.

Porque antes el arte cumplía una función mucho más compleja que la pura estética, y servía para muchas cosas: Para instruir al pueblo analfabeto por medio de los cuadros que enseñaban la Biblia en las catedrales; para firmar acuerdos entre reyes por medio de los retratos de sus hijos que casarían en un futuro; o simplemente como demostración del poder a través de esos cuadros monumentales que adornaban las paredes de castillos y residencias, y que casualmente era por donde debían pasar todos los súbditos.

ARCO 2014En ARCO también pueden encontrarse numerosas obras hechas a base de fotografías

Durante prácticamente toda la historia, el Arte no ha sido sólo lo que parecía. No se trataba sólo de pintar o esculpir cuerpos y rostros perfectos, hasta el punto de parecer reales. Entonces lo importante era sobre todo transmitir ese mensaje, y que éste quedara grabado para toda la Historia… Ahora ya no es así.

El cambio más sustancial, por poner una fecha concreta, podría decirse que surgió a finales del siglo XIX. Fue entonces cuando comenzaron a verse obras que poco se parecían a la realidad, inaugurándose la época de las Vanguardias. Al ver estas obras, muchos se preguntan ¿por qué dejaron de dibujar bien los artistas?, o si olvidaron eso de la perspectiva. La respuesta es “por supuesto que no”: Porque el que supieran dibujar, pintar o esculpir, no era motivo para tener que hacerlo siempre de esa manera. De hacerlo “al modo clásico”, como señalaban los propios artistas.

ARCO 2014En ARCO también hay sitio para la publicidad. Así ocurre con la película “The monument men”, centrada en el expolio de obras de arte llevado a cabo por los nazis, y que han representado a base de una hipotética sala de museo vacía de cuadros.

Porque en esa época donde la civilización había avanzado a pasos agigantados, y la llegada de las nuevas comunicaciones y tecnologías hacía innecesario crear obras de arte para cumplir las funciones pasadas; no tenía mucho sentido seguir creando arte al modo tradicional. Comenzaron a surgir así artistas y tendencias que, más que instruir al pueblo o mostrar el poder de los señores; lo que intentaban era llevar la contraria a ese poder y reglas establecidas.

Por supuesto, parte de este proceder se debía también a la época convulsa que se estaba viviendo por aquel entonces, en medio de las dos grandes guerras mundiales. Pero el caso es que aquellos artistas incomprendidos, marcaron un cambio radical que hizo que ya nada volviera a ser como antes en el mundo del arte.

Arte y coleccionismo: dos conceptos muy distintos

Este brevísimo repaso por la Historia del Arte nos trae de vuelta a ARCO. Tal vez ahora sea más fácil responder a la cuestión de “por qué hacen esas obras de arte tan extrañas y tan distintas a lo que conocíamos”: Porque ahora el arte es un medio para llamar la atención sobre las reglas establecidas, y para asombrar al espectador. Por tanto, cuando nos quedemos asombrados viendo una de esas esculturas y no tengamos ni idea de lo que estamos viendo pero no dejemos de hablar de ella… Entonces esa obra estará cumpliendo la misión para la que fue creada: Asombrarnos.

Por supuesto, el que se entienda la mecánica actual del proceso artístico, no significa ni mucho menos que tengamos que estar de acuerdo con el resultado. Es decir, el que yo sepa por qué se hacen esas pinturas tan raras y grandes, no significa que me deban gustar esas pinturas tan grandes y raras… De hecho, muchas de ellas no lo hacen.

arco 2014Montaje que pretende llamar la atención del espectador sobre qué entiende por arte

Y aquí es donde entra en juego ese otro importante detalle que hace que seamos incapaces de entender ARCO. Y es que ARCO no debería llamarse “Feria del Arte Contemporáneo”, sino “Feria de coleccionistas de Arte Contemporáneo”.

Porque una de las pocas cosas que no ha cambiado con respecto al arte, es quiénes son sus clientes. Y estos siempre han sido personas más que pudientes, con dinero suficiente para contratar a los grandes artistas de todos los tiempos. De ahí que los precios que se alcanzan por estas obras llegan a unas cifras asombrosas y casi ridículas, si tenemos en cuenta el material empleado: lienzos y pintura, cuando no son piedras, cristales rotos u objetos de uso cotidiano.

ARCO 2014Obra realizada enteramente a base de ladrillos, como los que pueden encontrarse en cualquier construcción

Pero si esos objetos o materiales los ha usado un artista de renombre internacional, tener por seguro que lo que se pague por su obra hará que parezca oro. Porque no habrá ningún coleccionista que se precie que no quiera contar con alguna de estas piezas, para poder así lucir orgulloso una colección privada digna de auténticos reyes.

Tenemos así las dos partes del juego servidas: Por un lado los clientes pudientes que quieren mostrar su estatus personal a base de obras de arte; y por otro un interesante mercado de arte, bien cuidado por parte de unos artistas que no dejan de ofrecer a sus clientes lo que estos quieren. La pregunta del millón, llegado a este punto es: ¿Qué pinta el visitante de a pie, que tan sólo quiere ver obras de arte por puro interés cultural?

ARCO 2014Pese a las innovaciones , siempre hay cabida para los tradicionales cuadros de flores

La triste respuesta es “Nada”. Porque lo cierto es que ARCO no está hecho para el público de a pie. Si algún día acudís a esta feria, es normal que os sintáis un poco incómodos entre las personas que pasean por el recinto, pues pertenecemos a dos mundos completamente distintos. Yo, sin ir más lejos, intentaba en todo lo posible pasar desapercibida, estando rodeada de ricas herederas que lucían joyas espectaculares como si fueran baratijas, junto a hombres que contaban con sus propios asesores de arte, y que ya iban con la intención de gastarse medio millón en el día.

En resumen, no os sintáis extraños si no entendéis qué es exactamente ARCO, o qué es lo que se supone que debéis ver. Lo importante es no querer comparar este arte con el que vemos en los museos o paseando por las calles de ciudades históricas, porque no tiene nada que ver una cosa con la otra.

Un arte muy vintage

Espero que con esta pequeña explicación, al menos haya conseguido ayudaros un poco a la hora de saber qué es ARCO. Pero una vez aclarado este punto, y si me lo permitís, me gustaría dar mi opinión sobre qué ha sido ARCO 2014. De este modo podré desempolvar los conocimientos adquiridos durante la carrera, y de paso daros una idea general.

Este es el segundo año consecutivo que acudo a la feria, lo que me ha permitido ver cuál es la tendencia del momento en cuanto a coleccionismo se refiere. Y lo que he descubierto es que en el arte también se lleva lo vintage. Si no, no se explica que la mayoría de las obras expuestas fueran a base de fotografías, junto a muchas otras que usaban las “nuevas tecnologías” de los años ochenta.

PENTAX DIGITAL CAMERA        PENTAX DIGITAL CAMERA

Un tocadiscos y un televisor nada actual servían como base para dos obras de ARCO

Antes os he comentado que desde finales del s.XIX, el arte lo que pretendía era llamar la atención y causar sorpresa en el espectador. Pues bien, en los años ochenta, gracias a las nuevas tecnologías que estaban en boga en aquella época, era muy común ver obras artísticas donde aparecían televisiones, hologramas o luces de neón. Era lo que se llamaba “videoarte”, y entre cuyos ejemplos más conocidos destaca el famoso video que Warhol hizo de un hombre durmiendo, y que duraba algo así como doce horas.

No voy a entrar ahora en detalle de si esa obra resulta curiosa, interesante o bonita. Eso es algo totalmente subjetivo y para gustos los colores. Pero sí que diré que me resultó un tanto chocante que, más de treinta años después, ese videoarte volviera a hacer acto de presencia. Claro que entonces me fijé que al lado de esos videos retransmitidos en televisiones un tanto antiguas, había un tocadiscos; y al lado un conjunto de lo más variado sobre los tradicionales souvenires que encontrábamos en las tiendas de hace décadas… Entonces lo tuve claro: Lo retro también está de moda en el arte.

ARCO 2014Obra compuesta por souvenires que seguro hemos visto alguna vez en casa de nuestros abuelos: castañuelas, muñecas de flamenco, o los típicos llaveros de la España cañí

Junto a esta vuelta al pasado que tanto gusta ahora, ARCO 2014 sigue mostrando un especial interés por los montajes. Esto eso, por esas obras inmensas que no ocupan un lugar estándar (como puede ser una pared o un pequeño atril), y que están en constante movimiento. Esta es otra idea que lleva años desarrollándose dentro del mundo del arte, donde el propio proceso de crear se entiende ya como la obra de arte en sí.

ARCO 2014Montaje compuesto por recipientes llenos de arena coloreada que giraban, con lo que obra de arte cambiaba continuamente

Cómo ir a ARCO y no morir en el intento

No quiero terminar este reportaje sobre ARCO sin dejar una última pincelada de humor. Probablemente el artista actual renegará de cualquier cosa que diga y me tachará de loca, pero lo cierto es que este blog no está dedicado a él sino al público de la calle. Y tengo más que seguro que el público de la calle ha pensado lo mismo alguna que otra vez.

Así que para ellos van estas pequeñas recomendaciones que tienen como objetivo el no salir de ARCO con un ataque de nervios. Y es que ARCO es ese lugar desconocido donde uno nunca es lo suficientemente cuidadoso. Y cuando digo cuidadoso, no me refiero sólo a no tocar ninguna de las obras expuestas, por supuesto. Me refiero a no tocar nada… Absolutamente nada.

ARCO 2014             PENTAX DIGITAL CAMERA 

A la izquierda, operario que está colgando un cartel. A la derecha, artista realizando una performance: ¿Cuál es realmente la obra de arte?

Porque cuando uno cruza las puertas de ARCO, no puede estar del todo seguro si lo que está viendo es arte o no: Si el montón de papeles que hay en el centro de un stand es porque alguien ha olvidado barrer, o es que resulta que el montón de papeles es la obra de arte. Si el enorme lienzo que hay en blanco, ocupando toda una pared es porque el pintor se olvidó de pintarlo, o porque ese lienzo es la obra ya acabada. Si el señor que está colgando un cartel es un simple trabajador del centro, o en realidad eso es la obra de arte, en base a una performance

ARCO 2014Extintor bien señalado, junto a la obra de arte. Aquí es difícil confundirlas, pero en otras ocasiones no resulta tan sencillo

Por si acaso, los organizadores de ARCO deben de haber tenido estas posibles circunstancisa en cuenta, y a la hora de montar la exposición se han asegurado de dos importantes detalles. Uno: que los extintores tengan bien colocado el cartel indicativo, para que nadie lo confunda con una obra. Y dos: que durante el tiempo que dure la exposición, no haya convocada ninguna huelga de recogida de basuras…

Anuncios

Acerca de barbaracruzsanchez

Leo y veo de todo. Y cuando digo de todo es de TODO. Nunca sabes qué serie o libro hay por ahí escondido que va a acabar convirtiéndose en tu favorito...
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s