La vida secreta de Warren Mitty

cartel de la Vida secreta de Walter MittyComienzo una nueva sección dedicada al mundo del cine, con recomendaciones de aquellas películas que realmente merece la pena ver. En principio no quise incluir el séptimo arte dentro del blog porque, para qué mentir, el cine había alcanzado unos precios prohibitivos, e iban a ser pocas veces las que acudiera a las salas. Pero desde que ha regresado el miércoles del espectador y mi visita a los cines va a ser más continua, pensé en darle una oportunidad. Sobre todo cuando la última película que vi, “La vida secreta de Walter Mitty” sencillamente me encantó.

He de reconocer que en un principio el título de la película fue algo que me echó para atrás. Lograba que pensara irremediablemente en una de esas películas que tienen títulos pomposos y profundos, y cuya función parece ser sólo la de dar grandilocuencia a una historia sencilla y tirando aburrida. Y en mi caso, acostumbrada a películas de acción, eso no auguraba nada bueno.

Si al final le di la oportunidad a la cinta, fue por el simple hecho de que estaba protagonizada por Ben Stiller, quien también era el director, guionista y productor de la película, como viene siendo habitual en él desde hace años. Y lo cierto es que la mezcla de un título tan, llamémoslo profundo, con uno de los mejores cómicos de los últimos años; me resultaba un tanto curiosa.

Una vida no tan secreta

Y no hay duda de que esa es la mejor palabra que define este film: curioso. El argumento, a grandes rasgos, se centra en la vida de Walter Mitty, un hombre anodino y simple que lleva años al cargo de la sección de negativos de la revista “Life”. A Walter, como de seguro nos habrá ocurrido a todos, le gusta imaginarse cómo habría actuado en situaciones en concreto (frente a sus jefes odiosos, o con la chica que le gusta), y que es todo lo contrario a lo que siempre acaba haciendo: Absolutamente nada. Pero estando Ben Stiler bajo la piel Walter Mitty, está claro que esas ensoñaciones no van a ser precisamente corrientes.

En un principio, parece que la historia va a centrarse en estos derroteros: Ver por un lado lo que ocurre realmente en el día a día de Warren, intercalado por unas fantasías inverosímiles y a cada cual más rocambolesca, que aportan a la trama ese humor al que Stiller nos tiene acostumbrados. Pero todo eso cambia cuando ocurre un hecho inesperado: El cierre de la revista Life en su impresión de papel, y la búsqueda de la portada perfecta para ese último número. Ambos hechos llevarán a Walter a plantearse cambiar su forma de afrontar la vida.

imagesTO892E10

No voy a contar más de la historia, pues descubrir los lugares a los que le lleva ese nuevo planteamiento, es realmente uno de los grandes alicientes de la película, y que no van a dejar de sorprender al espectador. Así que esa parte la dejo a los que quieran descubrirlo con sus propios ojos.

Lo que sí que quiero mencionar, son los elementos que dotan de un mayor aliciente a la historia. Y sin duda el principal, es el haber centrado la historia en un momento real, como fue la extinción de la mítica Life (fundada en 1936) como edición impresa. Siempre que ocurre con las historias que tienen un poco de verdad y un mucho de inventado, se consigue crear un ambiente que pese a no resultar nada creíble (la parte del viaje de Mitty es de esos que mejor no pensar en el poco sentido que tiene todo) el espectador lo observa con ganas de que sea real.

Curiosa versión

Hoy en día, resulta casi imposible encontrar películas de estreno que no estén inspiradas en otros Films de la época dorada de Hollywood, o basados en novelas clásicas y recientes, e incluso relatos olvidados hace décadas. Y el caso de “La vida secreta de Walter Mitty”, no es una excepción.

La historia original hay que atribuírsela al escritor y humorista gráfico James Thurber, en 1939. Si bien su Walter Mitty original tenía un trabajo más anodino que el realizado por Ben Stiller en el film, y nunca llegó a dar el paso de abandonar las fantasías y transformar su vida monótona en algo más. Mitty acabó convirtiéndose así en una referencia universal para describir a esos hombres corrientes y anodinos, que siempre sueñan con hacer algo en la vida pero que nunca llegan a triunfar. Una idea bastante deprimente que se mantuvo a raja tabla con la primera versión cinematográfica, en 1947.

the_secret_life_of_walter_mitty_25959

Cartel de la primera versión cinematográfica

Pero Ben Stiller desechó rápidamente esa idea, y a cambio convirtió la historia en un ejemplo de superación. Cierto, una historia de superación que tiene más de Disney por lo asombroso de la misma, pero que al menos te deja con una sonrisa cuando llegan los créditos del final. Sobre todo, o al menos fue mi caso, cuando por fin contemplas la famosa última portada de Life.

Por qué Life

El hecho de que el escenario escogido para el trabajo de Walter sea la revista Life, tal vez responda a varios motivos. El primero de ellos sería el propio lema de la revista que fue cuna del fotoperiodismo tal y como hoy lo conocemos. Dicho lema se menciona varias veces a lo largo de la historia, y no deja de ser el espíritu que persigue y acaba encontrando Mitty:

“To see the world, things dangerous to come to, to see behid walls, to draw closer, to find each other and to feel. This is the purpose of Life”

y cuya traducción sería:

“Ver mundo, afrontar peligros, traspasar muros, acercarse a los demás, encontrarse y sentir. Ese es el propósito de Life”

El segundo motivo, más propio de mi mente de periodista, sería el hecho de que con el fin de la revista impresa, tiene lugar también el fin de una época. El fin de un modo de entender las imágenes y la propia vida, donde la paciencia a la hora de escoger la imagen adecuada, o de tomar la decisión acertada; marcaba también una manera de entender la propia vida de un modo totalmente distinto a las prisas que hoy lo dominan.

Moraleja más o menos creíble

Todo esto se entiende al contemplar esa famosa última portada de Life. Tranquilos, no voy a decir cuál es, pues merece la pena descubrirla al final de la película. Pero sí que diré para los que tienen afán por desvelar qué hay de verdad o mentira en una historia inspirada en un hecho real; que aquí tristemente la ficción supera la realidad. Y casi se podría decir que, excepto el cierre de la revista Life en formato papel el 20 de abril de 2007, todo lo demás es mentira: Ni la portada que vemos al final fue la que se publicó en ese último número, como tampoco son reales las otras portadas que aparecen en las paredes del edificio de la revista. Y eso que la productora de la película, con Ben Stiller a la cabeza, tuvo numerosas reuniones con los directivos de la revista.

No obstante, en este caso los cambios eran necesarios para el desarrollo de la historia. Sobre todo si la moraleja de la historia quería romper la maldición de los Warren Mitty del pasado, y atreverse a traspasar los sueños. Unos sueños que, para algunos espectadores, son tan rocambolescos que consiguen convertir la película casi en ciencia ficción por lo irreal de la misma. No voy a negar que esto sea así, pero en mi opinión diré que precisamente esa exageración aporta un humor necesario para entender la película.

Porque la moraleja no es ni mucho menos que hagamos lo que hace Walter Mitty, lo que es sencillamente imposible. Creo que la moraleja se limita a que dejemos de contemplar la vida pasar, y que nos atrevamos a ser los protagonistas. Cada uno en su justa medida… Y mientras lo hacemos o esperamos a que llegue ese momento, qué tal si vemos una película entretenida y divertida.

vida-secreta-Walter-Mitty_TINIMA20131224_0237_18

Anuncios

Acerca de barbaracruzsanchez

Leo y veo de todo. Y cuando digo de todo es de TODO. Nunca sabes qué serie o libro hay por ahí escondido que va a acabar convirtiéndose en tu favorito...
Esta entrada fue publicada en CINE y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s